Botín, el restaurante más antiguo del mundo

Por | 22 junio, 2013 | 0 comentarios

Ocio y cultura en una misma experiencia. Comer y aprender. Saber y comer.

En el número 17 de la calle Curtidores se toparán con esta historia viva de los fogones, con este sacrosanto lugar del que hay reseñas en los mejores libros de gastronomía de todo el mundo y fotos en las más prestigiosas guías de viajes que se editan en el mercado.

Se trata del Restaurante Botín, que presume de ser el restaurante más antiguo del mundo. Al menos así lo atesora el Libro Guiness de los Récords.

Fue fundado en 1725 por un ciudadano francés, Jean Botín, y por su esposa, que era asturiana de origen.

Cuenta la leyenda que un adolescente y barbilampiño Francisco de Goya y Cifuentes, antes de ser un insigne pintor de corte, trabajó de fregaplatos durante un tiempo en el año 1765 en la cocina de este negocio para pagarse la vivienda y la comida en la capital de España. Ese hecho anecdótico referido a esta época está reflejado en el Libro Guinnes de los Records, en su edición de 1987.

La cocina de este templo para los buenos estómagos es tradicional castellana. Eso es lo mismo que decir que el cochinillo al horno de leña y el lechazo o cordero son sus dos especialidades más conocidas y admiradas.

Pero reducir su carta a estas dos delicatessen únicamente sería puro pecado. Tiene mucas más viandas que merecen la pena.

En el corazón del Madrid de los Austrias, con la llegada del siglo XX tomaron el testigo del negocio Emilio González y Amparo Martín, que luego dieron el relevo a sus hijos Antonio y José.

En este ambiente mágico no deje de probar sus exquisitas sopas al cuarto de hora (de pescados), el revuelto de la casa de morcilla y patatas o las almejas Botín, que le harán chuparse los dedos.

Categorías: Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*