Las Góngoras, la gran joya del Barroco madrileño

Por | 13 agosto, 2012 | 0 comentarios

El acervo cultural de Madrid proviene en numerosas ocasiones del legado religioso del pasado.

Es el caso del Convento de Nuestra Señora de la Concepción, más conocido como el convento de Las Góngoras, de religiosas Mercedarias Descalzas y situado en el distrito madrileño de Chueca.

El emplazamiento exacto de edificio es calle Luis de Góngora 5 y 7. La mejor forma de llegar, y también la más económica, es utilizando la Línea 5 de Metro con parada en Chueca.

Felipe IV quiso hacer un convento dedicado a la Inmaculada Concepción para conmemorar el nacimiento de su hijo Carlos II.

En 1663 lo inauguraba Juan Jiménez de Góngora, ministro del Consejo de Castilla y a la vez caballero de la Orden de Alcántara. Precisamente de ahí le viene su nombre al convento y no, como muchos equivocadamente piensan, del poeta Luis de Góngora y Argote.

Sin embargo, el nombre de la calle en la que se ubica, dedicada al literato, hace caer en la confusión a los turistas y visitantes.

La iglesia se ha mantenido en perfecto estado de conservación, por lo que podrán deleitarse con su retablo mayor, obra de Diego Martínez de Arce.

En el centro se halla una talla de la Inmaculada Concepción que se atribuye a Juan Pascual de Mena, aunque algunos especialistas en arte dudan de su verdadera autoría.

La iglesia del convento, con planta de cruz latina, es una de las verdaderas joyas del barroco madrileño. Además, hoy en día muestra toda su belleza y esplendor gracias a una restauración reciente que ha devuelto todo el brillo y el encanto al lugar.

En el interior del templo podrán admirar algunas obras pictóricas de gran valor iconográfico, como por ejemplo el cuadro de San Nicolás redimiendo a tres niños.

También destaca un cuadro de Pedro Anastasio Bocanegra sobre San Pedro Mártir de Verona.

Categorías: Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*