Nuevos sitios con sabor ‘cool’

Por | 2 julio, 2015 | 0 comentarios

LavapiesLa gentrificación divide a los habitantes de Madrid. Por un lado, hay quien defiende ese fenómeno que lava la cara de los barrios y los moderniza, y se pasa del bar Manolo de croquetas y callos al restaurante de plato cuadrado con ensalada de queso de cabra con vinagre de Módena. Y hay quien considera que ambas opciones pueden convivir, y otros que creen que esa tendencia acaba con la autenticidad de los barrios. El debate está servido.

Mientras tanto, barrios como Lavapiés son testigos de este avance gentrificador. La calle Santa Isabel es una de las que más cambiando, pero sin perder su esencia. Uno de los últimos en abrir se llama Buns & Bones, y está junto al mercado de Antón Martín y frente a la librería La Fugitiva. Abierto a la calle, es un restaurante de inspiración asiática donde sirven unos jugosos bocadillos con un pan especial, tipo ‘dumpling’ y otras cosas para picar en ambiente sofisticado. Se encuentra frente a la terraza de Más Corazón, siempre animada de gente del barrio y de aficionados al cine que acuden a La Filmoteca.

No muy lejos se encuentra Los Porfiados, un restaurante surgido del amor por la cocina de sus propietarios, que garantizan unos platos hechos a mano con productos naturales en un local muy agradable en la cercana calle Buenavista. Bajando la calle nos encontramos con Los Chuchis, un restaurante que bien podría estar en Chueca, que ofrece una cocina inglesa informal a precios económicos.

Cambiando de barrio, no dejes de darte un garbeo por la Corredera Baja de San Pablo, en la zona conocida como Triball, tras la Gran Vía. Hay quien dice que es un trozo de Brooklyn en Madrid, con bares de reciente apertura como El Galleta, idea para una comida o cena en pareja. Ofrecen clásicos de las cartas modernas como el tartar de salmón o de atún, pero también platos tan clásicos como el jamón de bellota ibérico ’10 vetas’. Un restaurante amplio, luminoso y que logra ser elegante sin resultar empalagoso ni anticuado. Te gustará, como el Kikekeller, en el 17 de la misma calle, un local con muebles de máximo gusto, a la venta, donde sirven una selección de cervezas muy fina y copas preparadas con mucho arte.

A la Corredera Baja de San Pablo se accede en poco más de 10 minutos a pie desde nuestro hotel de 3 estrellas en el centro de Madrid. No dejes de pasarte por ella si tienes un rato libre cuando te alojes en nuestro hotel.

Foto: Álvaro León via Wikimedia Commons. Licencia CC 3.0

Categorías: Gastronomía en Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*