El Madrid más ruso

Por | 28 octubre, 2014 | 0 comentarios

blini madridDurante la guerra civil se conoció como “los rusos” a todos aquellos rusos, eslavos y hasta polacos que acudieron al rescate del Madrid amenazado por las fuerzas fascistas. Fue una ayuda exigua, según pudo verse más tarde, que no contribuyó a estrechar más los lazos entre dos países distintos y distantes. Ya en el siglo XXI, afortunadamente sin contiendas sangrientas en el entorno europeo, nos queda su gastronomía, presente en varios lugares pintorescos que a continuación detallamos.

Rasputin es un trozo de Rusia en el barrio de La Latina, en un lugar además con mucho encanto, cerca de calle Bailén (calle de Yeseros 2). Su interior nos hace pensar en la Rusia precomunismo, esa que se retrata en novelas com ‘Ana Karenina’ y que no hacía ascos al lujo y esplendor.

Cuenta con carta abierta y con unos interesantes menús ya confeccionados, en los que se encuentran especialidades como los blinis con caviar, el estrogonof y el pato, así como el salmón. Es un espacio romántico, con un leve toque decadente que le da más carisma, dentro de la etiqueta de “más de 20 euros”, pero con buena relación calidad precio. Los comensales que han pasado por ahí guardan buena opinión, que va de entre “excelente” y “no defrauda”.

En un registro más de ‘clase media’, por así decir, se encuentra Las Noches de Moscú, en la malasañera calle de Marqués de Santa Ana, 37. Buena atención del personal liderado por Tatiana, con su particular historia rusa para quien quiera escucharla, y apetitosos blinis, como el típico de arenque. Interesante reservar la mesa de la ventana, que recuerda a un viejo tren del siglo XIX y pedir la sangría rusa. Y las sopas, como la Borsch Moskovita, que abre el apetito con su toque ácido.

Y una última recomendación es El Cosaco, en la plaza de la Paja, 2 (La Latina). Con decoración a la antigua, muy al espíritu de la Rusia zarista. Luz de velas, ambiente romántico y platos tradicionales como la sopa fría de yogur o el surtido de caviares. No para ir todos los días, pero merece la pena por lo auténtico de su cocina y espíritu.

Una exótica y curiosa gastronomía que conocer durante su estancia en Madrid. ¿Le gustaría alojarse en pleno centro durante su visita por un precio muy razonable? Nuestro hotel de tres estrellas en la calle Montera, a un paso de la Puerta del Sol y la Gran Vía es una opción muy a tener en cuenta.

Categorías: Gastronomía en Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*