Empápate de arte: Munch, Bonnard y Koudelka

Por | 28 octubre, 2015 | 0 comentarios

thyssen munchEs una de las exposiciones más celebradas de la temporada y se puede ver en el Thyssen hasta el 17 de enero. Nos referimos a ‘Edvard Munch. Arquetipos’, sobre la figura del autor de uno de los cuadros más famosos de la historia del Arte: ‘El grito’. Pero quienes vayan buscando esa pintura concreta se decepcionarán, no así los que quieran conocer otras etapas de este autor coetáneo de Cézanne o Van Gogh.

La exposición sirve para conocer el rico universo del artista y admirar cuadros que apuntaban ya a esa obra maestra, como ‘La tormenta’, donde vemos a una serie de mujeres llevándose las manos al rostro, del mismo modo que el angustiado personaje de ‘El grito’. O en ‘Mujeres en el puente’, que podría recordar a la estructura del cuadro citado, pero con un tono colorista, vivaz, luminoso que en este caso cuesta creer que haya sido el propio Munch su autor. Desnudos, paisajes y dibujos completan esta interesante inmersión en el universo del pintor nórdico. Entrada general, 11 euros. Reducida, 7 euros.

Apenas a cinco minutos a pie nos encontramos con las dos sedes de la Fundación Mapfre, con sendas exposiciones. En la sala del paseo de Recoletos, 23 -a unos 20 minutos a pie de nuestro hotel junto a la Puerta del Sol-, se puede contemplar una retrospectiva dedicada al pintor Pierre Bonnard, una de las paletas menos conocidas de la bisagra entre el XIX y el XX, apodado ‘le nabi très japoniste’. En 1888 fundó dicho movimiento, el grupo de los nabis, que en hebreo significa los profetas. Hay lienzos de gran inspiración japonesa y cuadros de gran formato como los de la serie ‘Et in arcadia ego’, que reflejan el embrión de la sociedad del bienestar que se estaba gestando en la Francia de 1900. Pero sobre todo son interesantes sus desnudos y ese juego de ‘el artista y la modelo’ que se trajo con su mujer Martha, a la que retrató en muy sensuales por no decir atrevidas formas. Es interesante ver las fotografías, de tamaño minúsculo, que le realizaba antes de pintarla. Hasta el 16 de enero y con entrada gratuita.

Y terminamos este ‘triplete’ artístico con la otra expo de la Fundación Mapfre, en la sala de Bárbara de Braganza 13, dedicada, en este caso, a un artista vivo: Josef Koudelka (Moravia, República Checa, 1938). Considerado él mismo un nómada, pues nunca se encontró cómodo bajo los rigores del comunismo, su ojo ha sabido captar la personalidad de los pueblos. Y no sólo de las comunidades gitanas que eran su predilección; en su serie de países (España, Francia, Irlanda, Alemania) el fotógrafo demuestra su destreza para captar la esencia de esas naciones. La serie de la invasión soviética de Praga, en 1968, es también un ejemplo del mejor fotoperiodismo con vocación histórica. Gratis y hasta el 29 de noviembre.

Categorías: Arte y cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*