De quesos por Madrid

Por | 2 julio, 2014 | 0 comentarios

Quesos MadridLos defensores de la dieta alcalina no recomiendan el consumo de queso y mucho menos con vino tinto. Pero, ¿qué sería de nosotros si siguiéramos al pie de la letras todos los dictados de salud que leemos a diario en la prensa? Con moderación, este alimento algo graso es un placer irrenunciable y, al que no le guste su combinación con vino tinto, por pesada, siempre puede probar con vino blanco, una opción tan digna como recomendable.

En Madrid hay pocas tiendas de queso, pero las existentes ofrecen lo mejor de este producto lácteo, con importaciones selectas de los países señeros en su producción, sin olvidarse de España, claro, con sus 26 quesos con denominación de origen (veinte menos que Francia, uno de los reinos mundiales del queso).

Una de las más emblemáticas de la ciudad es Poncelet, situada en la calle Argensola 27, esquina con la calle Génova. Abrió sus puertas en 2004, con la vocación, dicen en su web, “de fomentar la gran tradición española en la elaboración quesera y convertirse en un escaparate del sector quesero español”. Vemos, por tanto, una decidida apuesta por el producto nacional, aunque parece ser más una declaración de principios que otra cosa, porque la mayoría de sus selecciones son de queso francés. En el top ten que muestran en su página, hay mayoría francesa, con una incursión suiza (Appenzeller Extra) y dos italianas (Gongorzola y Parmigiano Reggiano). Cuentan con tienda on-line que permite comprar según criterio de precios: quesos de menos de 30 €, menos de 20€ o menos de 10 € y una particular selección gourmet.

En invierno de 2014 se inauguró otro establecimiento de La Casa de los Quesos, que ya contaba con un local en el 34 de la calle O’ Donnell, y que ahora se encuentra también en Manuela Malasaña. Se trata de una franquicia con casi veinte tiendas repartidas por la península, que se distinguen por vender “los mejores quesos artesanales del mundo”. Sus precios, a diferencia de Poncelet, pueden resultar más atractivos al ojo ya que, al vender el queso en pequeñas cuñas, uno puede llevarse una muestra de Stilton inglés, precintada, por menos de dos euros. Así, se pueden encontrar quesos nacionales como la deliciosa y cremosa Torta del Casar, el queso azul de Peralzola, o el Cebreiro, con denominación de origen.

Buenas opciones para comprar queso de calidad, que no están reñidas con consumirlo en los múltiples bares y establecimientos que lo sirven en elaboradas tablas. En los mercados de San Miguel o San Antón se pueden encontrar buenas propuestas, sin alejarnos mucho de la Puerta del Sol y de nuestro hotel.

Foto: Club del Queso via Wikimedia Commons. Licencia CC Attribution 2.0

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*