El Madrid más italiano te llama

Por | 19 septiembre, 2016 | 0 comentarios

La capital de España es también sede de las esencias de otros muchos lugares del mundo e Italia no podía ser menos. Esto se comprueba entrando en establecimientos como Lauricca, una tienda de gastronomía italiana donde te despiden con un nada impostado ‘arrivederci’. Mortadela de Bolonia, distintos tipos de pasta, ñoquis frescos, y platos preparados para llevar, como lasañas, bocadillos gourmet y pizzas. Todo el encanto de la tienda clásica italiana en la línea de la Mantequería Alemana, que no tiene desperdicio tampoco, aunque nos salimos de nuestras fronteras temáticas…

Para el ‘brunch’ con toque italiano, The Place es, nunca mejor dicho, el lugar, en calle Noviciado 16. Abre los sábados y domingos de una a cuatro y media y ofrece delicias transalpinas como la ‘porchetta’ italiana, cerdo deshuesado asado a fuego lento o su sándwich vegano ‘viking vegie’, que gustará también a los carnívoros más fieles.

Pero si quieres comer como Dios manda, con su mantelito y mesa ad hoc, un buen italiano es la trattoria Santarcangelo, muy cerquita del Retiro. Con más de veinte años de presencia en la ciudad, uno de sus puntos fuertes es la decoración, con una atmósfera muy íntima ideal para el comienzo del otoño. Buena relación calidad-precio (en torno a 30 euros por persona) con una gran variedad de platos, entre los que destacan los ñoquis con gorgonzola y nueces.

Si te apetece un refrescante Aperol Spritz bien preparado, acércate a Italiana Madrid, en corredera Baja de San Pablo, 10, muy cerca de la plaza de la Luna. Sus dueños, italianos, te lo servirán con mucho arte, posavasos de goma industrial y sesentera, marca Aperol Spritz, incluido. También sirven buenos cafés y pasteles típicos como el irresistible tiramisú.

Para cenar, especialmente indicado para parejas, Come Prima es una muy buena opción. En pleno barrio de las Letras (c/ Echegaray, 27), tiene el encanto de los restaurantes auténticos, que no precisan de pizzas para atraer a los clientes. Su decoración es uno de sus aciertos, amable, anaranjada, elegante sin ser pretenciosa… No te pierdas sus platos de pasta fresca, con toques de trufa, y su tiramisú culminado con un jugoso amaretto.

Buon appetito

Auténtico sabor

Auténtico sabor

Categorías: Gastronomía en Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*